Tel Aviv aprobó un plan para expandir las colonias en Jerusalén Este

El gobierno israelí aprobó este jueves un plan para construir alrededor de 650 nuevas viviendas en las colonias judías de Ramat Shlomo y Ramot, situadas en el anillo norte de la zona ocupada de Jerusalén este, al tiempo que soldados israelíes mataron a tiros a un palestino e hirieron a otros cuatro en la frontera de hecho con la Franja de Gaza.

“Promovido por promotores israelíes que reclaman la propiedad de la tierra, el plan de Ramat Shlomo ejemplifica la discriminación endémica en el proceso de planificación (urbana), que sirve para frustrar la planificación y el desarrollo palestinos”, denunció Ir Amim.

Las tierras de propiedad privada palestinas en cuestión serán incluidas “en un área que los promotores han designado para un parque y una ruta de acceso”, agregó en el informe citado por la agencia de noticias EFE.

Ir Amim denunció asimismo que las empresas promotoras del proyecto “involucraron al municipio de Jerusalén” para que se registrara “como solicitante adicional, lo que permitió la expropiación de tierras palestinas” y les dio la oportunidad de “presentar un plan en tierras que no son de su propiedad”.

Israel “promovió este año un total de 5.778 unidades de asentamiento, un número récord desde 2012, haciendo de este uno de los años más dorados para la promoción de asentamientos en Jerusalén este”, concluyó la ONG.

Desde hace años, la comunidad internacional en su conjunto -Estados Unidos incluido- le exige a Israel que detenga toda expansión y construcción en las colonias que ya albergan más de medio millón de ciudadanos israelíes en los territorios palestinos ocupados de Jerusalén este y Cisjordania.

Sin embargo, el gobierno de Benjamin Netanyahu y los anteriores también han mantenido un crecimiento sostenido de los asentamientos, pese a ser considerados ilegales por el derecho internacional.

La comunidad internacional también ha llamado sistemáticamente a Israel a limitar el uso de la fuerza contra los palestinos de Gaza y Netanyahu ha respondido con la misma indiferencia.

No está claro aún cómo murió un joven y otros cuatro resultaron heridos este jueves en la frontera de hecho de Israel y la Franja de Gaza.

Medios palestinos informaron sobre los disparos y las víctimas, pero el Ejército israelí no emitió ningún comunicado. Lo único que trascendió es que un grupo de jóvenes se acercó a la cerca de seguridad que divide de hecho el territorio bloqueado de la franja y el sur de Israel.

En total, más de 200 palestinos han muerto por disparos del Ejército israelí durante las protestas semanales al límite con Israel, que comenzaron a fines de marzo pasado para pedir el fin del bloqueo y de la ocupación militar.

Esto que alimentó el clima de violencia dentro de la franja y dio pie a varios lanzamientos de cohetes contra el sur de Israel, que a su vez fueron respondidas por bombardeos israelíes.

Durante los últimos meses, Egipto, con el apoyo de la ONU, ha intentado a través de conversaciones indirectas que Israel y las facciones palestinas acuerden un alto al fuego de larga duración.

Esta semana Hamas anunció que tras negociaciones con oficiales egipcios, de Qatar y la ONU, se había logrado un entendimiento para desescalar la tensión. Sin embargo, Israel aún no confirmó el presunto pacto.