Suspendieron a presidentes de dos ligas bonaerenses por desligarse de las entradas de Rusia 2018

-Por Emir Diamante

Los presidentes de las ligas de fútbol de San Pedro y San Antonio de Areco, Hugo Cejas y Segio Núñez respectivamente, fueron suspendido por el Honorable Tribunal de Penas (HTP) del Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para ejercer su cargo por un año por expresarse en en programa Fantino910 que se emite por radio La Red acerca de las entradas para el Mundial de Rusia 2018 con nombre de ligas del interior del país, entre ellas de las que conducen.

Según señala el fallo, tuvieron "dichos desdeñosos y disvaliosos respecto a la integridad moral de la AFA, creando la sensación con sus manifestaciones que en torno a la venta de las mentadas entradas pudo haberse cometido algún tipo de ilícito, en punto a la hipotética eventual reventa de las mismas con un sobreprecio".

Increíblemente, el HTP se basó en el inciso 1 del artículo N° 247 del Reglamento de Transgresiones y Penas, les abrió un expediente a cada uno y les solicitó que presenten un descargo en el que Cejas, según contó a La Noticia 1, reafirmó sus expresiones ya que consideró que no agravió ni a la entidad madre del fútbol nacional ni a sus dirigentes.

De acuerdo al artículo N° 253 del mismo código, la suspensión "implica la inhabilitación para ejercer cualquier clase de actividad directriz y todo cargo, tarea o función que esté relacionado con asuntos referentes al fútbol". En caso de que viole la regla, podrá recibir otra sanción de hasta cinco años o ser expulsado de la AFA.

Pos Rusia 2018, el programa de América 24 que conduce Eduardo Feinmann reveló que la entidad de Claudio Tapia rentó tickets identificados con diferentes asociaciones e, inmediatamente, circuló una del duelo de octavos de final entre Francia y Argentina a nombre de la Liga Deportiva Sampedrina (LDS). Por ello, ambos debieron dar explicaciones en sus respectivos municipios y, en diálogo con Alejandro Fantino en la emisora nacional, aseguraron que la entidad que comandan nunca pidieron ingresos para el Mundial ni conocían la situación.