Courtois sin dorsal, Casilla saldrá y Lunin puede ir cedido

Una de las dudas que planean sobre Courtois es el dorsal que llevará en el Madrid. El belga se presentó en el Santiago Bernabéu con una camiseta sin número y, si Keylor está tan decidido a pelear por el puesto como parece, el 1 con el que brilló en Rusia se le antoja un dorsal muy complicado.

Preguntado por ello en rueda de prensa, respondió que no sabe todavía cuál será su número pero que tampoco es un aspecto al que le dé demasiado valor. "El dorsal no es lo más importante. Lo más importante es estar aquí", sentenció.

Aunque el primero es el número habitual en los porteros titulares, Courtois nunca ha tenido tal dorsal como una obligación. Hasta ahora sólo lo pudo lucir en la selección, ya que en el Genk llevó el 28 y en el Atlético de Madrid y el Chelsea el 13.

Con la salida de Casilla prevista, el belga podría seguir usando el dorsal que le convirtió en "uno de los mejores porteros del mundo, si no el mejor". Fichado con un claro rol de suplente, en estas dos últimas temporadas rozó la veintena de partidos por los problemas físicos de Navas y la política de rotaciones de Zidane. Sin embargo, tras la llegada de Courtois parece bastante complicado que, tras diez años en Primera, acepte quedarse como tercer portero y saldrá del club que le vio crecer.  Por su parte, Luca Zidane mantiene el 30 de esta temporada y parece que le espera el mismo destino que a Casilla, aunque de momento no hay ofertas por ninguno de los dos y deberán buscarse equipo.

Como Courtois, Lunin tampoco conoce dorsal. En esta pretemporada se le ha visto con el 27, aunque si finalmente forma parte de la primera plantilla no se espera que vista dicho número.

Si todavía no se le ha designado un dorsal de primer equipo es porque su futuro a corto plazo no está claro. El club barajaba la opción de quedárselo como tercer portero, pero ahora también medita cederlo, ya sea en España o en el extranjero, para que se foguee y no cortar así su proyección. 

Escudo/Bandera Real Madrid