La FIFA confirma la ausencia de positivos en el Mundial de Rusia

La FIFA ha declarado que no han existido casos de dopaje antes y durante la celebración del Mundial, al menos hasta la ronda de semifinales, tras haber realizado más de 2.000 controles y haber testeado casi 4.000 pruebas a un mínimo de 1.500 jugadores, reconociendo el mayor organismo del fútbol que ha sido "la mayor campaña antidopaje" en la historia de la competición.

"Con la Copa Mundial de la FIFA 2018 a punto de finalizar, la FIFA desea anunciar el jueves 12 de julio que, hasta la fecha, los análisis de todos los controles antidopaje realizados antes y durante la competición han dado resultados negativos. La campaña antidopaje llevada a cabo este
año ha sido la mayor nunca realizada durante un Mundial de la FIFA", explicó la organización afincada en Zúrich.

Todos los futbolistas participantes en la edición de este año se sometieron a controles efectuados sin previo aviso antes de la competición; durante la competición, se realizaron análisis sistemáticos, que incluyeron controles posteriores a los partidos y otros que tuvieron lugar en jornadas de descanso.

La media de controles que han tenido los futbolistas clasificados para las semifinales son de "4.41 pruebas desde enero", pues la FIFA se puso en contacto con las distintas federaciones para que colaborasen con el estudio. Esta dato puede subir hasta los 8 exámenes en algunos jugadores.

Desde enero de este año, se han tomado 3.985 muestras, 626 durante la misma, tras 2.037 controles. La FIFA también se aprovechó del pasaporte biológico de cada jugador impuesto por la Agencia Mundial de Antidopaje. Esta ficha reúne todos los análisis a los que se ha sometido el deportista e incluye "un módulo hematológico (análisis de sangre) y un módulo sobre esteroides (análisis de orina)", explicó la FIFA.

La asociación presidida por Gianni Infantino transportó todas las muestras en cajas de seguridad que solo pueden abrirse mediante clave electrónica, siguiendo así un proceso a prueba de manipulaciones.

De entre todos los controles, solo hubo tres resultados anómalos, pero que no se pueden catalogar como negativos hasta que la Unidad Antidopaje de la FIFA lo investigue en profundidad. "Una vez concluida la investigación, se notificaría al jugador, al club, a la federación afectada y a la AMA si el resultado anómalo se tramitará como un resultado analítico adverso", concluyó.