Rufete: “Queremos un proyecto fuerte nacional e internacional”

Óscar Perarnau llamó a Francisco Joaquín Pérez, Rufete, cuando buscaba un director de fútbol profesional. Era el primero en la lista. “Estoy entrenando en Ibiza y Óscar se pone en contacto conmigo. Me dice que puede haber esa opción. Le dije que la escucharía. A veces las decisiones tardan porque son para medio o largo plazos. Eso queda en el pasado”, comentó el propio protagonista de este segundo día de estancia en la Vall d’en Bas.

Rufete llegó anoche a Barcelona, esta mañana de jueves ha ido a Cornellà-El Prat a firmar su nuevo contrato con el Espanyol para las próximas temporadas y, a continuación, junto al director general deportivo, Óscar Perarnau, ha subido al Hotel Vall de Bas a ser presentado oficialmente como nuevo director de fútbol profesional. El alicantino ha aprovechado para saludar a algunos jugadores y para encontrarse con Rubi. Ambos deben trabajar de la mano para hacer un Espanyol mejor.

El proyecto de Rufete, aunque no habló de tangibles, es claro. “Las posiciones no surgen porque lo digamos, sino que surgen cuando se consolidan pasos pequeños y luego más grandes. ¿Qué identidad de club queremos? Un proyecto de cantera, un proyecto que sea muy fuerte nacional e internacional. Para eso están los mercados. Si debo destacar algo para los próximos tres años o más, es que queremos cuidar lo que tenemos: nuestros jugadores deben de ser los mejores… Hay un mercado y un rendimiento. Debemos ser importantes en el panorama internacional”, argumentó.

Para conseguir que el Espanyol dé ese paso adelante, el director de fútbol profesional busca una identificación total con la entidad. “Quiero que el jugador se sienta como si estuviera en el mejor club. Que quiera estar y defender este escudo. No puede haber medias tintas. La gente debe sentir el club. Debemos crear una mentalidad ganadora”, espetó Rufete, cuyo despacho estará en Sant Adrià.

Su conversación con Chen y su insistencia en el día a día

Rufete insiste en el “día a día” y en “cuidar a los jugadores”, una de sus principales misiones, como se encargó de recordar el director general deportivo, Óscar Perarnau. “Él será el máximo responsable del primer equipo. Deberá relacionarse con el fútbol base, los servicios médicos y la secretaría técnica. Todo se debe desarrollar desde la profesionalidad”, argumentó.

El ex jugador perico ya conoce a Chen Yansheng y explicó cómo fue esa conversación. “Lo primero que me dijo es que había jugado una final de UEFA. Me preguntó cómo había trabajado en el Valencia. El antiguo dueño del club ché es de allí. Y luego me interrogó sobre mi visión del club. Coincidimos en trabajar día a día. El fútbol no es ni hablar ni planificar, es todo lo que debes hacer hasta llegar ahí”, dijo.

En una de las salas del hotel, mientras los jugadores descansaban después del entrenamiento, Rufete habló de “revertir la ilusión de la gente” y de que el Espanyol ha ganado “estabilidad” y ha puesto “una plataforma para ir creciendo”. El director de fútbol profesional y el director general deportivo se quedarán en Olot hasta esta noche.

Escudo/Bandera Espanyol
Etiquetas