El sueño de Facundo y Mejías: “Queremos seguir en Leganés”

J.Martín

El Leganés sigue de presentaciones. Presentaciones jóvenes. De futbolistas con presente, pero sobre todo, con futuro. Ayer le tocó turno a Tarín (22 años) y Ojeda (23). Hoy, a Mejías (defensa central venezolano de 21 años) y Facundo García (mediocentro argentino 18). Los dos posaron en la sala de prensa de la Instalación Deportiva Butarque con dorsales por encima del 25. Números que suelen ser de gente del filial.

Son chicos sub-23, lo que te permite tener números a partir del 25. Vivimos una situación parecida con Gabriel [que jugó con el 29 y ficha sub-23 en su primera temporada en el Leganés]. No creo que tenga más importancia”, respondió al quite Txema Indias, director deportivo, cuando le preguntaron a los chavales por el asunto.

Ambos regatearon el asunto como pudieron. “A mí me gusta, pero fue el número que me dieron a elegir”, dijo Facundo, el nuevo 28 pepinero. “Sí, es el que nos dieron al llegar”, comentó Mejías, el nuevo 27 blanquiazul.

El detalle no es baladí. Indica que, si se quedan en la primera plantilla, lo harán como jugadores del filial, sin ocupar ficha con los mayores. Algo a lo que aspiran. Es su sueño. Y por él pelearán.

El club les ayudará. Que ambos hayan llegado en propiedad previo pago de sumas importantes indica que son una apuesta. No fichajes cualquiera. “Son dos jugadores que aportarán futuro. Son internacionales en categorías inferiores. Tiene un presente muy bueno, pero creemos que el futuro que les viene por delante es muy bueno. No llegan libres. En Facundo y Mejías hemos invertido, pero creo que son dos inversiones muy buenas”, insistió el propio Indias en la presentación.

Deseo de seguir en Leganés

“Es un salto grande pasar de Segunda B a Primera”, empezó a explicar Mejías, que la pasada temporada jugó cedido en el Cartagena antes de que el Leganés ejerciera, por 450.000 euros, el derecho de compra que tenía sobre él. “Lo considero una bonita oportunidad. Si no estoy en el primer equipo, intentaré quedarme en un Segunda. Pero quiero aprovechar la oportunidad”, insistió sereno y con pausa. Lo contrario que su juego veloz como central o lateral diestro.

“Mi reto profesional es triunfar. Aquí y en Argentina, en la selección”, descerrajó con balas de optimismo Facundo. El Leganés compró el 50% de sus derechos por 350.000 euros. “Siempre trato de vivir el día a día. Quiero crecer y esforzarme en ese día a día. Quiero quedarme en el primer equipo. Y sumar cuantos más partidos mejor”, respondió tajante a la duda de si vería con malos ojos una cesión. Sus palabras fueron firmes, alejadas de las 18 primaveras que muestra su pasaporte.

“¿Jugar la final de un Mundial? ¿Por qué no?”

Las ambiciones de Mejías también apuntan alto o más que las de Facundo. Internacional en categorías inferiores como su nuevo compañero de equipo, él, además, tiene en su haber el privilegio de haber sido subcampeón del mundo sub-20 con Venezuela. El salto al combinado absoluto es su siguiente estación. Y con los mayores anhela ser campeón del mundo.

“Considero que lo que hice en la selección sub-20 fue ya algo muy grande. ¿Por qué no vernos en la final de un Mundial? Ya vimos lo que pasó ayer con Croacia. Con lo que logramos en el sub-20, por qué no. En un futuro yo creo que lo podremos ver”, anheló optimista. Feliz.

Escudo/Bandera Leganés
Etiquetas