Trump da luz verde a su plan de aranceles sobre China

Donald Trump dio luz verde este jueves por la noche a los aranceles sobre productos chinos por valor de entre 35.000 y 50.000 millones de dólares, según avanzaron este jueves diferentes medios estadounidenses, una medida que anunció hace meses pero que ha dejado en suspenso hasta ahora mientras abría una negociación con Pekín. La Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos hará pública este viernes la lista de productos afectados y los registrará la próxima semana. El Gobierno chino ya advirtió de que aprobaría represalias por un montante similar.

La guerra comercial parece imparable. Washington puso los aranceles sobre la mesa el pasado marzo e incluso presentó una lista detallada de 1.300 productos que estarían sujetos a los gravámenes: desde minerales hasta componentes que se utilizan en la industria aeroespacial, pasando por la automoción, telecomunicaciones o medicamentos, entre otros. China respondió anunciando aranceles sobre productos estadounidenses por un montante económico similar. Pero la aplicación quedó detenida mientras abrían unas conversaciones que, como ocurrió con la Unión Europea y las tarifas al acero y al aluminio, no han fructificado.

Según The Wall Street Journal, los aranceles rondarán el 25% y los productos afectados no distarán demasiado de los recogidos en la lista ya hecha pública. La agencia Associated Press, por su parte, apuntó que el volumen de exportaciones sobre el que se aplicarán las tasas aduaneras oscila entre los 35.000 y los 55.000 millones de dólares.

China representa la mayor parte del déficit comercial estadounidense (375.000 millones de dólares sobre un total de 556.000 el año pasado) y Trump ha prometido a su electorado que reducirá este desfase. Los aranceles impulsados y las represalias que se avecinan hacen previsible una escalada que puede tener consecuencias globales, habida cuenta del tamaño de las economías que se enfrentan.

Este mismo jueves, en Washington, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christina Lagarde, rechazó el giro proteccionista impulsado por la Administración de Trump y, en contra de las palabras del presidente, advirtió de que "la guerra comercial no crea ganadores”.