Escándalo de corrupción en Italia por el nuevo estadio del Roma

Las autoridades italianas arrestaron este miércoles a nueve personas que participan en la edificación del nuevo estadio del Roma con la acusación de corrupción, informaron a Efe fuentes de los Carabineros (policía militarizada) de la capital.

La operación fue dirigida por la Fiscalía de Roma y realizada por los Carabineros, que detuvieron a primera hora de la mañana a nueve personas, entre ellos algunos inversores y el presidente de la compañía energética ACEA, Luca Lanzalone, explican dichas fuentes.

En total, seis personas han sido arrestadas, otras tres han sido puestas bajo arresto domiciliario y 27 sujetos son investigados.

Los detenidos son el dueño de la compañía de construcciones Eurnova, Luca Parnasi, y sus colaboradores Luca Caporilli, Simone Contasta, Naboor Zaffiri, Gianluca Talone y Gianluca Mangosi.

También el vicepresidente del Consejo de la región Lazio, Adriano Palozzi, de la conservadora Forza Italia; el exconsejero regional Michele Civita, del Partido Demócrata, y Lanzalone, que fue asesor del Movimiento 5 Estrellas en el proyecto y bajo arresto domiciliar.

El fiscal de Roma Paolo Ielo puntualizó en una rueda de prensa que el club de fútbol A.S Roma del presidente estadounidense James Pallotta no tiene "nada que ver" con la investigación.

Según la Fiscalía, la red de corrupción involucraba a miembros de importantes compañías de constructores, políticos del Movimiento 5 Estrellas, Forza Italia y Partido Demócrata, además de miembros del ayuntamiento capitalino.

Se les acusa de realizar actividades irregulares en los trámites para la construcción del nuevo estadio del Roma, que se concretaban en falsas facturaciones y asesoramientos y en el intercambio de favores de vario tipo.

En particular, según la Fiscalía romana, Lanzalone, que en 2017 trabajó en el proyecto del estadio como asesor del Ayuntamiento, recibió pagos de unos 100.000 euros por parte de Eurnova mientras que Palozzi ganó unos 25.000 euros a través de una serie de falsas facturaciones.

El proyecto para la edificación del coliseo, que tendrá 52.500 asientos y que surgirá en la zona de Tor di Valle (suroeste de la capital), fue aprobado por el Ayuntamiento capitalino el 14 de junio de 2017.

Sin embargo, esta investigación, que se produce antes de que empiecen oficialmente las obras para la edificación de la instalación, podría provocar retrasos en la construcción o hasta su interrupción, según aseguran algunos medios italianos.

La operación realizada por los Carabineros fue comentada además por la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, que no forma parte de los investigados: "Nosotros estamos a favor de la legalidad, evidentemente quien se ha equivocado debe pagar", dijo la regidora.

Por su parte, el presidente del Roma, Pallotta, que se encuentra en estos días en la capital italiana, subrayó que su club no tiene relaciones con el caso de corrupción y que no ve razones por las que el proyecto deba ser interrumpido.

"El Roma no hizo nada malo, hemos sido transparentes. No veo porqué el proyecto deba pararse, todos lo quieren y hay que seguir. Todo se resolverá", dijo, en declaraciones recogidas por los medios locales.

Etiquetas