“Es el momento de empujar todos; nos jugamos mucho”

—¿Considera que el partido contra el Albacete es una final?

—Es importante, pero no es decisivo. Todos contamos con estos tres puntos, todos decimos que es la única posibilidad, pero creo que no es así. Es lo más cercano a una final, pero sigue sin ser una final desde mi punto de vista. Se puede ganar y se consolidaría más la posibilidad del playoff, se puede empatar y estarías ahí y se puede perder y seguirías estando ahí con posibilidades. Por eso no es decisivo.

—¿Qué tipo de partido espera contra el Albacete?

—Va a ser un encuentro muy muy complicado por lo que nos jugamos todos, tanto ellos como nosotros, ya que les falta algún puntito. Deberemos tener paciencia, tratar de desgastar al rival en la medida de lo que podamos y ser muy equilibrados porque además de ser un equipo defensivamente fuerte, arriba tiene peligro con Zozulia o Bela. Por tanto, espero que todos sepamos y entendamos que va a ser un partido de máxima dificultad.

—Teniendo en cuenta el poderío aéreo de Zozulia, ¿se plante algún cambio en el centro de la zaga?

—Nosotros trataremos de que el partido se juegue como nosotros queremos y si no lo conseguimos, tendremos problemas ahí, sufriremos y puede que incluso no ganemos. Y para imponer lo que tú crees, el perfil de futbolista que necesitas en uno. Si crees que va a haber muchas acciones directas o a balón parado, igual tienes que buscar otro perfil.

—¿Tiene ya pensado quién va a ocupar el vértice superior del rombo?

—Dependerá de si esperamos un equipo que va a replegar mucho o si creo que va a ser un equipo que nos va a apretar arriba. En función de ello optaré por un perfil u otro. Por suerte, tenemos diferentes perfiles y a partir de ahí decidiré.

—Ya sea por lesiones o por decisiones técnicas no hay ningún jugador que se haya consolidado en esa punta del rombo. ¿Eso es una virtud o un problema de cara al playoff?

—Ya estamos con las lecturas de otras veces. Si no consigues lo que todos queremos es porque no hay un jugador siempre fijo y no hay estabilidad. Repito que en función de lo que necesitemos, pondremos un perfil u otro. Ya veremos si a la larga eso es bueno o malo. Papu cuando ha jugado lo ha hecho bien y eso no significa que tenga que jugar veinte partidos seguidos. Febas cuando ha salido lo ha hecho mejor o peor y Buff, lo mismo. Que un jugador lo haga bien no significa que tenga que jugar los siguientes partidos, ya que es una posición que en muchos momentos va en función del tipo de partido que creo que va a ser.

—Teniendo en cuenta que el Zaragoza no generó demasiado peligro en Cádiz, ¿se puede esperar una revolución en el ataque?

—No, para mí no fue un desastre el partido, como he podido leer. Intentamos hacer las cosas que solemos hacer y hubo un rival enfrente que defensivamente es muy poderoso, pero creo que no hay motivos para una revolución.

—¿Cómo va la recuperación de Benito?

—Bien, sobre lo que teníamos previsto. Mañana hará todo el entrenamiento con el grupo y si no sale de la sesión con muchas molestias… Todo hace prever que no, pero tendremos que esperar a mañana, aunque todo va sobre ruedas.

—¿Ve a los jugadores más presionados por esa necesidad de sumar los tres puntos?

—Están muy bien, como para no estarlo. Faltan tres jornadas, dependemos de nosotros, de esas tres jornadas dos son en La Romareda… ¿Cómo vamos a estar? Haciendo palmas con las orejas. Más no podemos pedir. Me gustaría que todos fuéramos capaces de entender lo que ha hecho este equipo y en las condiciones en las que estamos. Creo que la afición es consciente del momento que vamos a vivir estas tres semanas y le pido que nos ayude a sumar los tres puntos porque va a ser un partido muy complicado. Es el momento de empujar todos porque nos estamos jugando mucho. Creo que estos jugadores merecen mucho respeto por lo que están haciendo y hay cosas que duelen. Ahora es el momento de empujar y si todos somos tan zaragocistas y todos queremos tanto al Real Zaragoza, vamos a empujar todos porque nos estamos jugando algo muy importante y muy bonito.

—¿A qué se refiere cuando dice que hay cosas que duelen?

—A que aquí no empujamos todos hacia el mismo lado. Es una pena porque si queremos conseguir cosas, todos tenemos que sumar.

—Por las características del Albacete, que seguro que intentará hacer un partido trabado y duro, ¿considera que puede ser un encuentro más complicado que contra rivales de la parte alta?

—No lo sé, pero va a ser muy difícil y tenemos que ser conscientes de ello, por lo menos nosotros y la afición. Va a haber momentos complicados, momentos en los que puede que no seamos tan precisos, en los que perdamos el balón, y por tanto les necesitamos porque con ellos somos más fuertes. Sobre todo que en los momentos delicados ayuden a los chicos porque ha llegado el momento de la verdad y estamos ahí.

—¿Cuántos puntos cree que serán necesarios para disputar el playoff?

—Vamos a intentar sumar estos tres, que serían 65 a falta de seis. Echa cuentas…

Escudo/Bandera Real Zaragoza
Etiquetas