Bagnaia el más rápido por la tarde, Schrotter en el global

El italiano Francesco Bagnaia (Kalex), el más rápido en la segunda y última tanda de Moto2, no pudo con el registro que por la mañana hizo el alemán Marcel Schrotter (Kalex) durante la primera jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Francia que este fin de semana se disputa en el circuito de Le Mans.

Bagnaia marcó un mejor tiempo por la tarde, en la segunda tanda, de 1:37.802, pero no fue suficiente como para superar al piloto alemán, quien con más frío en la pista por la mañana fue capaz de rodar en 1:37.001.

Durante algunos instantes se pudo ver tanto a Alex Márquez (Estrella Galicia 0'0 Kalex) como a su compañero de equipo en las filas cerveceras, el campeón del mundo de Moto3 en 2017, Joan Mir, entre los más rápidos de la categoría, si bien al final éste hubo de conformarse con la cuarta plaza.

Mir acabó clasificado, entre sus compatriotas Alex Márquez y Jorge Navarro, tras mejorar en cuatro décimas de segundo su mejor tiempo personal, lo que no hizo su compañero "cervecero" Márquez, quien por la tarde rodó unas dos décimas más lento que por la mañana.

Con ellos, a escasas milésimas, acabó Jorge Navarro, quinto, que evidenció encontrarse muy cómodo sobre el asfalto francés, lo que no sucedió con Héctor Barberá (Kalex), quien por la mañana consiguió una séptima plaza esperanzadora pero por la tarde se convirtió en la decimocuarta sin mejorar su tiempo personal.

Su compañero de equipo, el italiano Lorenzo Baldasarri (Kalex) tampoco estuvo demasiado acertado en este primer día puesto que pasó de la sexta plaza matinal a la undécima vespertina.

Sí ganó una posición Iker Lecuona (KTM), un paupérrimo resultado para haber "arañado" seis décimas de segundo a su mejor tiempo personal, pero lo cierto es que sus rivales consiguieron rodar más rápido que él.

Más atrás, Xavier Vierge (Kalex) ocupó la decimoctava plaza, con Isaac Viñales (Kalex) tras él y Héctor Garzo (Mistral 610), quien sigue supliendo al lesionado piloto australiano Remy Gardner, vigésimo noveno.

Etiquetas