Llegaron para quedarse y nos hicieron mejores

“En Barcelona 92 nació el deporte español y ya no hubo vuelta atrás”. “En Barcelona 92, las mujeres abrimos las puertas del deporte femenino”. Y ya nunca más se cerraron. La primera frase la pronunció Alejandro Blanco, el presidente del COE y el anfitrión del homenaje que este martes se tributó a aquellos mágicos Juegos. La segunda la dijo Miriam Blasco, un mito de nuestro deporte, la primera mujer española que conquistó un oro olímpico. Hasta el Trivial lo recoge. Luego vinieron más, incluso en esa edición: Almudena Muñoz, Theresa Zabell y Patricia Guerra, las Chicas de Oro capitaneadas por Mercedes Coghen Y luego muchísimos más. La mujer española compite sin complejos desde entonces y ha participado activamente en la Edad de Oro de nuestro deporte. Ellas y ellos. Todos unidos por un mismo objetivo.

Hay una imagen que simboliza aquel cambio, aquel salto, aquel punto de inflexión… La imagen del entonces Príncipe como abanderado del desfile inaugural. Fue una imagen de modernidad, de unión, de compromiso… Convendría recuperar aquel espíritu. Don Felipe, hoy Rey de España, volvió a ponerse al frente para liderar el homenaje a los que él llama “compañeros”. Casi 26 años después, esa foto tiene vigencia. También me emocionan otras tres. La de José Manuel Moreno, el 'Abrelatas', que puso el primer oro en el medallero español e invitó al resto a imitarle. La de Fermín Cacho, monarca de una disciplina reina, el 1.500, en el deporte rey de los Juegos, el atletismo. Y, por supuesto, la de Miriam Blasco, un ejemplo de superación. Con ella empezó todo. Las mujeres vinieron para quedarse. Y nos hicieron mejores.

Etiquetas