Hallado muerto el exiliado ruso Nikolai Glushkov en su casa de Londres

Nikolai Glushkov, un exiliado ruso cercano a su compatriota Boris Berezovsky, conocido empresario y también exiliado en Inglaterra, ha sido hallado muerto este lunes en su casa de Londres, según ha informado su abogado y ha avanzado este martes The Guardian. De momento, se desconocen las causas de la muerte. En los años noventa, Glushkov, de 68 años, trabajó para la aerolínea estatal Aeroflot y para la compañía de automóviles LogoVAZ de Berezovsky. En 1990, cuando el multimillonario Berezovsky se enemistó con Putin y huyó a Reino Unido, Glushkov fue acusado de lavado de dinero y fraude, según explica The Guardian. Pasó cinco años en la cárcel, hasta 2004. En los últimos años ha residido en Londres, donde recibió en 2011 asilo político.

El cadáver de Glushkov ha sido hallado casi una semana después del ataque con gas nervioso contra el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, en el sur de Inglaterra el pasado 4 de marzo. Este lunes el Gobierno británico anunció que es “altamente probable” que Rusia sea el autor del ataque contra Skripal y su hija. La conclusión de Reino Unido obedece a que el ataque fue con "un agente nervioso de grado militar de un tipo desarrollado por Rusia”, según explicó la primera ministra, Theresa May, así como al “reciente historial de Rusia de llevar a cabo asesinatos patrocinados por el Estado". Serguéi Skripal, condenado en 2006 por revelar las identidades de otros agentes rusos y refugiado en Reino Unido, fue envenenado deliberadamente con gas nervioso junto a su hija Yulia. La sustancia utilizada en el ataque, según informó este lunes May, fue identificada por los expertos del laboratorio británico Porton Down como parte de los agentes nerviosos conocidos como Novichok.