Qué barbaridad: 22 triples de los Rockets y triunfo en Minnesota

"Es muy difícil cuando tiran así desde el triple…", dijo Karl-Anthony Towns después de que una tormenta de lanzamientos de tres puntos inundara el Target Center. Los Houston Rockets anotaron hasta 22 veces desde el triple (47 intentos), 10 en el último cuarto, para ganar su noveno partido consecutivo y romper de paso la racha de unos Wolves que no perdían en Minnesota desde el 16 de diciembre (casi dos meses…).

Tras un gran inicio de partido del conjunto local, los Rockets remontaron pronto y se encargaron de anular cualquier nuevo intento de los Wolves. Tenían respuestas para todo, incluso para los 25 de un gran Jeff Teague o los 35 puntos y 12 rebotes de Towns. Con quintetos más pequeños que los de los Wolves (qué valor tienen jugadores como Ariza, lesionado, Mbah a Moute o Tucker en la NBA actual…), los Rockets midieron los tiempos, aprovecharon las ventajas generadas tanto en los unos contra uno de Harden y Paul como en los cambios de asignación y asestaron el golpe definitivo en un último cuarto en el que vieron el aro como una piscina: 10/16 en triples en los últimos 12 minutos. Así juegan. Así ganan.

Harden se fue hasta los 34 puntos, capturó seis rebotes y repartió 13 asistencias en otra noche espectacular del candidato número uno a MVP de la temporada. Tanto él como Ryan Anderson anotaron tantas veces desde el triple como el equipo entero de los Wolves. Y con porcentajes infinitamente mejores (6/10 para ambos por el 6/23 de los locales). Algunos de los triples de La Barba en los últimos minutos de partido fueron francamente irrespetuosos. No para para su defensor y tampoco para el equipo rival, sino en general. Te duerme con el bote y en cuanto ve una milésima de segundo de distracción en tu mirada, te aniquila. Qué clase.

12 victorias en los últimos 13 encuentros, 16 en los últimos 18, 28-1 cuando juegan Harden, Chris Paul y Capela y un 43-13 total que coloca a los de D'Antoni a solo medio partido de los Warriors, a solo medio partido del mejor récord de la NBA.

Etiquetas