Temor del Milán por Donnarumma: “Al principio hacía gracia, pero esto ya es serio”

El Milán no se inmutó cuando hace un par de días Mino Raiola, agente de Gigio Donnarumma, advertía sobre la posibilidad de impugnar la renovación del contrato llevada a cabo este verano porque el portero firmó bajo presión. Violencia moral era el término jurídico bajo el que resguardaba su queja, aunque también aseguraba que una de las clausulas pactadas no llegó nunca firmada a la liga. De esta forma, el agente italiano piensa que la renovación hasta 2021 no se puede llevar a cabo.

Aun así, club rossonero no se inmutó. Hasta que anoche, en el partido de Copa ante el Verona, la grada cargó con fuerza contra el joven arquero con una pancarta pidiendo su marcha: "¿Seis millones al año y el sueldo de un hermano parásito es violencia moral? ¡Vete ya, la paciencia se ha terminado!". Y durante el encuentro se escucharon gritos ofensivos como "Dollarumma trozo de mierda".

Al término del partido, el director deportivo del Milán, Massimiliano Mirabelli, tuvo que dar un paso al frente para calmar los ánimos y señalar de forma indirecta al causante de la situación. “Gigio jamás ha expresado su deseo de dejar el Milán. Sin duda, hay alguien que quiere inventarse cosas a propósito, pero protegeremos el club”. Obviamente, la persona a la que se dirigía Mirabelli era Mino Raiola. “No hay ninguna reunión prevista con Raiola. Donnarumma tiene contrato hasta 2021 y no hay más que hablar”, añadió.

Pero el ambiente ya se ha enrarecido en exceso y el Milán va a tener que tomar cartas en el asunto. De hecho, Mirabelli reconoció que al principio esto le llegaba a divertir. “Al principio me hizo gracia, pero la situación ya es seria”.

El Milán sólo se planteará la marcha de Gigio si lo suplica y en ese caso negociaría bajo sus condiciones. “Tendrá que venir suplicándolo y entonces la venta se haría bajo nuestras condiciones. Hay una persona que está perjudicando nuestra imagen y la de nuestro club”.

Etiquetas